WINDOWS gestiona mejor que OS X Plantillas Grandes

Parece un título de post llamado a crear polémica, ¿verdad? Pero no es mi intención. Os voy a hablar de mi experiencia y la de algunos profesionales que conozco, no son especulaciones.

Para empezar un poco de información previa.
Mi ordenador: Mac Pro de los antiguos
Procesador: 2 x 3,46 GHz 6-Core Intel Xeon (12 cores + 12 cores virtuales = 24 procesadores lógicos)
Memoria: 64 GB 1333 MHz
Almacenamiento: 3 SSDs Samsung EVO PRO de 500 GB para Sistemas Operativos y Librerías + 2 TB de HD para almacenar
Sistemas Operativos: OS X Yosemite (10.10.5) + Windows 10 (Boot Camp)

Además también tengo una Surface Pro 4 (Windows 10), un iPhone y un iPad. Con esto quiero decir que no me considero fan de ninguna marca en especial sino de lo que se ajuste a mis necesidades.

Mi plantilla:
Son 49 instancias, 40 de ellas Kontakt, el resto Play, Omnisphere, Falcon y algún otro.
Entre el sistema operativo (Win o OS X), Cubase y mi plantilla (cargada en el DAW o en VEP 5) ocupa aproximadamente 32 GB de RAM.
Esta es mi segunda plantilla orquestal. La primera estaba hecha para funcionar en mi anterior iMac y evidentemente estaba bastante recortada. Esta segunda plantilla intenta abarcar más articulaciones y timbres orquestales posibles, así que ocupa más en RAM y necesita más CPU.

Una vez dicho esto os cuento mi experiencia.
Esta plantilla orquestal nunca ha funcionado del todo bien en mi Mac Pro. Cuando trabajaba con las instancias en Cubase tenía que renderizar a menudo cuando pasaba de 10 pistas MIDI. Me di cuenta que Play era el que generaba más problemas. Estos problemas eran del tipo clics y artefactos indeseables.

Pensé que el VEP 5 podría solucionar mi problema, así que migré toda mi plantilla a esta aplicación. El problema no se solucionó. Intenté infinitas combinaciones en las configuraciones. Alguna vez, me funcionó toquetear en las opciones de Streming de Play. Pero estos cambios no eran permanentes. A veces funcionaban y otras no. Tampoco funcionaba especialmente reiniciar y cargar todo de nuevo.

El problema no es de RAM (sólo ocupo la mitad de la que tengo), ni de “acceso lento” a las librerías (tengo SSDs de Samsung). El problema es de CPU.

La cosa es que ya me había comentado algo otro profesional sobre eso. Que OS X no llegaba a ser efectivo en el uso del multiproceso y de los procesadores virtuales con su gran plantilla (casi 50 GB de RAM), con un Mac Pro algo menos potente que el mío. Pero que usando Windows instalado con el Boot Camp le iba perfectamente. No sólo le funcionaba a él sino también a un compañero de estudio.

No me lo quería creer, quería darle una oportunidad a OS X. Seamos honestos, OS X es muy cómodo. Pero estos problemas son intolerables. No puedes estar horas toqueteando configuraciones para ver si con alguna de ellas “suena la flauta”. Así que me he pasado todo el fin de semana instalando todo en una partición con Windows, para comprobarlo de primera mano… Mi sorpresa… Es que funcionó a la primera poniendo la misma configuración que tenía en OS X. Lo he probado varias veces desde ayer y va perfecto por ahora.

Hasta que no me lleve más tiempo trabajando en Windows no podré daros más detalles, pero esta mi experiencia y la de otros profesionales trabajando con plantillas grandes en Windows y en OS X.

Una pena… con lo cómodo que es el sistema operativo de Apple. Además, ahora he perdido una tecla para hacer comandos de teclados (la tecla Comando funciona Home en Windows). Pero disfrutaré de una orquesta sin clics molestos.

¿Y vosotros? ¿Cuál es vuestra experiencia?

Compartir: facebooktwittergoogle plus



Escribe un comentario


Los comentarios están cerrados.